“Con Ojos de Poeta”

Acabo de publicar un libro: “Con ojos de poeta”.
“Con ojos de poeta” no es otra cosa que cien miradas al mundo que nos rodea. Pero no cien miradas cualesquiera, no. He procurado mirar desde otro punto de vista.
Aunque si he de decir la verdad, no hay 100 miradas, sino 99… la última puedes aportarla tú. Por eso te propongo que escribas conmigo.
Con las aportaciones de todos los que me escribáis construiremos otro libro: “Con ojos de poeta 2″… o ¿quién sabe?… 3, 4, 5…
Os espero.
Será un placer escribir juntos.

Luis-Pumares-Presentacion
  1. Cuando dos miradas se encuentran, se tiende un hilo entre ellas por el que pueden pasar mensajes telegráficos.
  2. Las mangas son los túneles por los que las manos se asoman a la vida.
  3. Los gusanos de seda se convierten en momias con vendaje de lujo.
  4. La primera cana es una vía láctea en la noche oscura del cabello.
  5. El flamenco siempre gana en la charca jugando a la rayuela.
  6. La cebolla te contagia su dolor si la troceas.
  7. En la lámpara, el cristal hace fuegos de artificio con la luz de las bombillas.
  8. Cuando las nubes tienen penas de amor, decimos que llueve.
  9. Si las gallinas usaran periscopio podrían confundirse con crías de avestruz.
  10. Los quesos de “tetilla” parecen estar hechos con leche de mujer.
  1. ¿Qué pensarán los escarabajos de nuestra cara?
  2. El cielo nunca es tan azul como cuando se refleja en unos ojos.
  3. Después de que se ha puesto el sol, nadie sabe dónde se pone.
  4. Colón sabía que la Tierra era redonda porque nunca le había visto esquinas.
  5. Una mujer que se pinta los labios, da besos que dejan huella.
  6. Al rinoceronte le ha salido un grano en la nariz.
  7. Los hombres se visten por los pies. Pero sólo de cintura para abajo.
  8. Un reloj que adelanta es que tiene una cita a medianoche.
  9. Si atrasa, es que la cita no es de su agrado.
  10. ¡Qué ridículo resulta subir a un avión con traje de gala y ver iluminado un letrero que dice “no smoking”!
  1. Unos ojos nunca mienten. Sólo hay ojos que se engañan.
  2. ¿Cómo se puede ser tan cálida y llamarse Nieves?
  3. La primera vez que oí hablar de higiene íntima, creí que se trataba de productos para limpiar el corazón.
  4. Por el tragaluz de mi desván alcanza a verse dos estrellas… es como mirar a la noche a los ojos.
  5. – ¡Lucía! -llamó el maestro
    – ¡Presente! -respondió ella.
    – ¡No, inculta! ¡Pretérito imperfecto!
  6. El sargento gritó:
    – ¡Presenten-armas!
    Y el cabo tuvo una erección.
  7. Los “profetiroles” no son un postre italiano. Es el cuerpo de maestros de la Suiza Oriental.
  8. Con educación se va a todas partes. ¿No será la educación algo así como un bono-transporte?
  9. Pago impuestos, luego existo… cada año me reafirmo en mi identidad a través de la Agencia Tributaria.
  10. Homenaje a un culo:
    Tus ojos me fascinan cuando estás vuelta de espaldas.
  1. Cada uno tiene su verdad. Pero hay algunas verdades que son mentira.
  2. Llamar “ex” a alguien que ha sido algo nuestro pero que ha dejado de serlo es una ex-centricidad que, por la misma lógica, es la condición de quien un día fue céntrico pero ahora se encuentra a un lado.
  3. Es lícito llamar ex-presente a lo que ya pasó?
  4. Aprendemos más de las críticas que de los aplausos. Conclusión: A mis 50 años, soy un sabio.
  5. Cuido mucho de mi preocupante tendencia a la obesidad. No como dulces ni grasas y evito pesarme cuando tengo una erección.
  6. Hacer enemigos es fácil. Todo es cuestión de practicar un poco.
  7. Cuida a tus enemigos como a ti mismo. Tus amigos ya se cuidan solos.
  8. La discusión, el conflicto, la confrontación, el debate,… pueden producir movimiento. De donde nunca sale nada es de la complacencia.
  9. Tus piernas son fertilizantes. Donde confluyen brota la vida.
  10. El trabajo dignifica a las personas. ¡Mira a tu alrededor, verás cuánta gente indigna!
  1. Definitivamente somos distintos: Los hombres no somos capaces de hacer dos cosas a la vez; las mujeres no pueden hacer dos cosas de una en una.
  2. Los hombres –dicen- siempre piensan en lo mismo. Las mujeres, lo mismo dicen alguna vez lo que piensan.
  3. Cuando dos se aman “como dios manda”, el amor suele resultar muy aburrido.
  4. Lo más grande que se puede hacer por amor, es amar… ¿qué si no?
  5. Por promiscuo que sea alguno de ellos, los curas, cuando follan, se pierden lo mejor. No pueden contárselo a los amigos.
  6. ¿Los curas tienen amigos? ¿o tienen fieles?… Lo que no tienen son amigos-fieles porque, en tal caso, tendrían a quién contárselo.
  7. Si dios existiera sería funcionario: Con las cosas que pasan en el mundo y él siempre ha salido a desayunar.
  8. Tener un hijo es la cosa más grande que uno puede tener… si crece, porque al principio es una cosa bien pequeña.
  9. Mi abuelo se preguntó siempre por qué se llama cama a la cama y cómoda a la cómoda si la cómoda es la cama… porque la semántica y la carpintería se estudian en diferente universidad.
  10. Las naranjas y las cebollas combinan mal. Quienes peor han soportado la moda “Punk” han sido siempre los calvos.
  1. ¿Qué ponga la otra mejilla?… ¡y una mierda!
  2. Si los penes tuvieran vida propia, independiente de la del señor del que cuelgan, a las mujeres no les haríamos falta los varones.
  3. La democracia consiste en crearnos la ilusión de que podamos cambiar a quien gobierna sin que cambien los que mandan.
  4. Los políticos ¿son personas como nosotros?
-No. Ni son como nosotros, ni está claro que sean personas.
  5. La pobreza mata de hambre a muchos para que otros se hagan inmensamente ricos. Aquéllos son míseros, éstos son unos miserables.
  6. Mientras muera un solo niño de hambre en el mundo no deberíamos dejar de sentir vergüenza por cada pedazo de pan que nos llevamos a la boca.
  7. Nadie es tan desdichado como quien no es capaz de ser feliz cuando goza de todo lo necesario para serlo.
  8. Un ateo que se “caga en dios” no debería tener otro castigo que el de un fatal estreñimiento.
  9. Sólo hay dos cosas que mueven al hombre: un coño y veinte euros… y, a veces, conseguir el uno te obliga a gastar los otros.
  10. Hace falta ser muy cobarde para llegar a ser cruel.
  1. No hay arma más contundente que la ternura.
  2. El amor es un sentimiento impúdico. Hace aparecer estúpido a quien no lo era y muestra, en todo su esplendor, la estupidez de quien lo era ya.
  3. El amor, como los resfriados, conviene pasarlo en la cama.
  4. Entre dos que bien se quieren, al menos uno de los dos miente.
  5. Las mujeres han heredado costumbres indígenas, se pintan la cara cuando salen de caza.
  6. Algunos hombres son como los gusanos de seda, a medida que crecen se convierten en capullos.
  7. Hay mujeres que cuando pierden la vergüenza ganan mucho.
  8. Yo nací con gafas, por eso, el mío, fue un parto difícil.
  9. No hay mayor expresión de hospitalidad que la de una mujer que te acoge entre sus piernas.
  10. Si después de algún tiempo tu mujer te parece completamente imbécil, puede que el imbécil seas tú.
    Si después de algún tiempo tu marido te parece completamente imbécil, probablemente tengas razón.
  1. Cuando me abandone la musa y me quede sin ideas para escribir, me pondré a trabajar, no queda otro remedio.
  2. Los escritores tenemos una cierta tendencia a la hipocresía: ponemos en los demás lo que vemos a diario en nosotros mismos.
  3. El mundo se ha puesto de tal forma que si te haces célibe tus hijos no nacidos te lo agradecerán… tu mujer, te lo agradecerá doblemente… y tus vecinos, más.
  4. Lógica matemática: si te acuestas con una sola mujer, eres fiel; si te acuestas con tres, serás tres veces más fiel.
  5. Hay personas que piensan que la homosexualidad es, probablemente, una enfermedad, sin reparar en que la estupidez lo es con toda certeza.
  6. Debo ser descendiente directo de Adán y Eva. De todos los paraísos que he conocido me han expulsado tarde o temprano.
    Y en la mayor parte de ellos no tuve ocasión de degustar la fruta prohibida.
  7. No sé mucho de geografía pero sé que no me engaño si te digo que el centro del universo está una cuarta por debajo de tu ombligo.
  8. La virginidad, pasada la adolescencia, no es otra cosa que una terrible falta de educación.
  9. El calificativo “mala” aplicado a una mujer ¿no es una redundancia?
  10. Entre todos debemos trabajar para conseguir que las cárceles y las escuelas se construyan en edificios diferentes.
  1. No llevo otro “piercing” en mi cuerpo que tus ojos, son lo único que se me clava sin que la sangre aflore a la herida.
  2. Sólo hay dos tipos de mujeres. Unas, para sentirse hermosas, se pintan y se adornan con las mejores galas. Otras, cobran consciencia de su hermosura cuando se desnudan.
  3. La decisión entre echar un polvo o seguir tomando whisky no es difícil. Todo depende de la marca del whisky.
  4. El sexo no es lo único en la vida, pero vaya mierda que es una vida sin sexo.
  5. Con los años he aprendido a detestar las fiestas, todas las fiestas: Domingos, aniversarios, navidad… y es que cada vez me da más pereza tener que ser feliz.
  6. Alguien que se videoconsola, se divierte con juegos electrónicos, quien se videoconsuela es un consumidor habitual de cine porno.
  7. Te quiero tanto, tanto… que no quiero vivir contigo si tú puedes vivir sin mí.
  8. La forma de amor más sublime que conozco es la del macho de la mantis religiosa, que se presta a follar sabiendo que le va la vida en ello.
  9. La hembra de la mantis religiosa no conoce el valor de la metáfora: Nadie le ha dicho que cuando la amante le dice al macho: ¡Que te como!… no ha de llegar a masticarlo.
  10. Sólo hay dos tipos de minutos:
    – Los que son dulces.
    – Los que son largos…
    ¡Salve, oh, tú, diosa del tiempo!
  1. No hay destino más cruel que el de quien ha llegado a la cumbre. Cualquier camino que tome conduce siempre hacia abajo.
  2. Hay quien puede condensar toda la nostalgia de una vida en un segundo y hay quien no ha vivido en su vida un solo segundo de nostalgia.
  3. En la relación de pareja, no me preocupa mucho que se engañe a la otra parte. Lo que me parece intolerable es que se engañe a ésta.
  4. Quise ser un librepensador y me esforcé en ello. Y una vez conseguida la libertad comprendí que pensar no merecía la pena.
  5. Comer y beber son, respectivamente, la segunda y la tercera necesidades que debe tener satisfechas quien aspire a ser feliz.
  6. Las cosas nunca son como yo las veo. Suelen parecerse más a como las ve mi vecina del primero.
  7. Siempre amanece por el punto cardinal de tu mirada.
  8. De tanto mirarme el ombligo me provoqué una contractura cervical. Ahora el tratamiento de mi fisioterapeuta me resulta caro y costoso.
  9. A una mujer promiscua:
    – “Mira que te lo dije… de tanto abrirte de piernas se te va a abrir una grieta en el medio”.
  10. No. Cien no hay. Ese número mágico ponedlo cada uno de vosotros/as.

Para participar, todos tenemos que aceptar unas determinadas
CONDICIONES:

      • Debéis enviar vuestras propuestas en esta página.
      • La decisión acerca de las aportaciones que se aceptan y se publican será tomada por una comisión formada por mí mismo y dos personas más, expertas en lengua y literatura.
      • Todas las aportaciones deben ser enviadas con la identificación de su autor o autora. Datos personales básicos y datos de contacto.
      • Aquellas personas que deseen que su aportación figure como anónima para no dar a conocer su identidad debe hacerlo constar en su envío, pero eso no le exime de identificarse, a fin de que aparezcan todos los autores y autoras participantes.
        Cada aportación publicada aparecerá con el nombre de su autor o autora (o figurará como “anónimo”, si así lo desea quien la envía).
      • Además del nombre del autor subrayando cada “mirada”, en el libro aparecerá una relación nominal de autores.Puede que resulte un poco largo, pero creo que esa información es necesaria, tanto para mí como para quien participa.
        Yo mismo tendré el honor y la satisfacción de dar apertura a cada libro resultante con una “mirada” mía.

5 Aportaciones

  1. Es esperanzador pensar que ninguna máquina podrá sustituir jamás a un poeta.

    Responder
  2. No funciona cerrar los párpados o esconder la cabeza.
    La realidad y el amor traspasan la tierra y más, la mirada.

    Responder
  3. Hay personas que alargan los brazos y unen cuerpos, hay otras que abrazan uniendo almas.

    Responder
  4. La vida no es justa, justamente, porque, si fuera justa, no sería vida.

    Responder

Enviar una aportación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *