“Menorca, nombre de mujer”

Una isla, el sol, la sal… y el color de los ojos de las náyades escapando del mar. Las olas baten con idéntico rumor, con una rima constante.
Sí, Menorca tiene nombre de mujer, de rumor, de poema:

1
Eres como la mar,
serena, a veces,
otras brava,
siempre hermosa.

2
Todo a mi alrededor
es una inmensa transparencia verde,
igual que tu mirada.

3
Cada ola
se deshace en un rumor
y languidece en la playa…
mil reflejos de luz
me riman con tus ojos.

4
Ahora que te has ido
alcanzo a estar sin ti,
pero sé que has de volverme
a los recuerdos
con la próxima marea. 

5
Hoy te he visto
sentada frente al mar
igual que una sirena.
El agua te envolvía
y salpicaba de sal
tu nombre.